Las 5 “aes” del diagnóstico del Alzheimer

Alzheimer
Idea original: Memory notebook of nursing. vol.II. Pag. 71

La enfermedad de Alzheimer casi siempre tiene un comienzo insidioso, con cambios sutiles de humor, pérdida de interés y deterioro de la memoria. El paciente no se da cuenta de sus deficiencias, aunque se muestra confundido en situaciones que no le resultan familiares. Las principales alteraciones cognitivas en la Enfermedad de Alzheimer son las de memoria y las instrumentales: afasia, apraxia y agnosia. A continuación se explica brevemente en qué consisten estas manifestaciones.

1. Amnesia se define como la pérdida de la memoria, o la incapacidad de recordar hechos o acontecimientos. Tenemos dos tipos de memoria: a corto plazo (reciente, nuevo) y largo plazo ( recuerdos remotos). La memoria a corto plazo se programa en una parte del cerebro llamada el lóbulo temporal, mientras que la memoria a largo plazo se almacena a lo largo de extensas redes de células nerviosas en los lóbulos temporal y parietal. En la enfermedad de Alzheimer,  la memoria a corto plazo se daña primero.

2. Afasia es la incapacidad de comunicarse efectivamente. La pérdida de la capacidad de hablar y escribir se llama afasia expresiva. Un individuo puede olvidar las palabras que ha aprendido, y tendrá mayor dificultad en la comunicación. Con afasia receptiva, una persona puede ser incapaz de comprender las palabras habladas o escritas o pueden leer y no entender lo que se lee. A veces una persona finge entender e incluso asiente con la cabeza, lo que es para encubrir la afasia. Aunque las personas no pueden entender las palabras y la gramática, aún pueden entender el comportamiento no verbal, es decir, sonriendo.

3. Apraxia es la incapacidad para realizar tareas motoras pre-programadas, o para realizar actividades de la vida diaria, como cepillarse los dientes y vestirse. Un individuo puede olvidar todas las habilidades motoras aprendidas durante el desarrollo. Las habilidades motoras más sofisticadas (las que requieren una amplia formación), tales como las habilidades relacionadas con el trabajo, son las primeras funciones que se deterioran. Las funciones que son más instintivas, como la masticación, la deglución y el caminar se pierden en las últimas etapas de la enfermedad.

4. Agnosia es la incapacidad de un individuo para interpretar correctamente las señales de sus cinco sentidos. Es común entre las personas con enfermedad de Alzheimer que no puedan reconocer a personas y objetos familiares. Un ejemplo habitual de agnosia, es la incapacidad de percibir adecuadamente la información visceral,o interna, como la vejiga llena.

5. Anomia es la incapacidad para encontrar las palabras adecuadas para expresarse y no se es capaz de encontrar el nombre de las cosas, incluso de los objetos de uso cotidiano.

    • Si piensas que puede haber la posibilidad, lo mejor es ir al medico para que os derive al neurólogo.
      Allí os harán las pruebas necesarias.
      Evidentemente se entiende que has percibido pérdidas de memoría, en tu familiar, desorientación. ..y por ello mejor acudir a un médico. Después, si se evidencia el inicio de un demencia, lo mejor es trabajar para ralentizar todo lo posible la pérdida de las funciones cognitivas.

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. Bitacoras.com
  2. Las 5 “aes” del diagnóstico del Alzheimer | Logopeda en Madrid

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*